domingo, 14 de octubre de 2007

Tu silencion

¡Vos te callas!
Y esa es mi sentencia
Ya no…
Ya no hay tiempo
Ni reproches
Ni palabras que la pena valgan.
Ahora es mi momento
Y mis labios se moverán
No se si tus oídos captaran
¡Pero no me importa!
Porque al regresar…
Será tu cuerpo quien te cuente
La lagrima que te hice estallar
Y en el silencio
Pequeños pedazos recogerás
Y sin lamentar…
-Se que así sos-
Todo, todo lo notaras.

3 comentarios:

Soñadora despierta. dijo...

Dime que no es la bestialidad,
Que es una esfera encendida de vulgaridad.
Dime que los árboles no están cayendo,
Que están recostados, descansando de los tornados humanos.
Dime que los mares no se están secando,
Que están estirando sus labios hacia los pueblos lejanos.
Dime que el trabajo no está siendo masacrado,
Que se está errando al decir explotación en lugar de trabajo.
Dime que los soles no se están opacando,
Que están adormeciendo sus ojos para no caer en el hartazgo.
Dime que la belleza no está siendo desfigurada,
Que está cantando a la naturaleza bajo su fiel orilla floreada.
Dime que los ojos están abiertos, ansiosos, atentos,
Y que estamos todos de las manos, y a veces nos quebramos sin vernos.
Dime qué es de la huella más pequeña y de la inmensa huella.
Enséñame a no caer en la lágrima al ver a la naturaleza en una máquina.
Sabes que no podré aprenderlo, siempre que observo al pájaro llorando,
Le tiendo una mano para aletear a su lado y le sonrío con una sábana, amando.
Yo creo en la mar de la esperanza, sé escuchar sus melodías,
Dejando atrás la hipocresía que de mediocridad ha de ser tranvía.
¡Paren ya de disparar a las mareas, a los sueños, a las velas!
Que mis cantos están sonando y no dejaré atrás las ferocidades,
Sino me podré a saltar en busca de más señales.
Dime que no es cierto, que el mundo está herido, lagrimado, rasguñado.
Dime que anhela una sábana que cubra sus miedos,
Un ojo que observe su temblor, una mano que acaricie su árbol,
Como una flor que brote, progrese y expire en un color.
Dime que los pétalos han de rozar por los extraños,
Y caen a los ojos como pompas de sahumerios de encantos.
Dime que de feliz y sonrisa hablamos y que de lágrima a ojos lloramos
Al ver que desperdiciamos lo hermoso extendido
En nuestros brazos, en nuestros labios, en nuestros sonetos dorados.
Dime que en las flores existen tallos de esperanzas
Donde se bordan en el corazón con las liras creadas, descalzas.
Dime que la paz es la soleada luna que iluminará el umbral
Donde todos al fin nos iremos a danzar
Bajo un rubí de paz, amor y libertad.
Dime que la naturaleza toma nuestra mano de la humanidad
Y somos dos en busca de revolucionar la realidad.
Dime que las estrellas nos conceden las almohadas bellas,
Que su esencia ha de ser una gota sustancial, cuerpo natural de centella.
Dime que la naturaleza no es sólo espacio sino también creencia,
Que el árbol de la ciencia ha de ser una influencia
Para aquellos que no cantan sino gritan, no aman sino masacran.
Dime que la humanidad podrá respirar en paz,
Una vez que se sepa comprender a la guitarra, a la armonía,
A las mariposas que van poetizando junto a las alas-sincronías.
Dime que no caminan todos tuertos, que están negando ver sus versos.
Dime que los pocos que anhelamos un cambio en el mundo,
Podremos sostener una bandera de la paz que nos esfume la piel
Y nos permita ver y leer amor y paz en el tren, estación y ser pájaros otra vez.

Soñadora despierta, peperina en trance vanguardista.

Duende dijo...

Hola, llegué a tu blog, por medio del blog de "ella, los trillizos y yo", yo soy de México, y me gustó tu blog, loq que hay lo escribes tú? porque si es así, lo haces muy bien.
Qué gusto saber que existimos muchas personas lesbianas en éste mundo.
Que estés muy bien. saludos desde Mty. México

Duende dijo...

Hola Lau-.--ya ví tu comment en mi blog, gracias por pasar, yo estaré por el tuyo, me agrada cómo escribes, también me dí una paseadilla por tu fotolog, pero yo no tengo así que no te podré firmar ahí.
Saludos a la bella argentina y a tí.
Besos