jueves, 29 de octubre de 2009

y un día simplemente lo haces, y te hablan y ya no sonreis ni le pones enfasis al asunto, ya no sentis las ganas de rescatar algo...y del otro lado lo notan y reprochan lo que siempre hicieron.
y un día simplemente no tenes ganas de dar explicaciones.
y ese día es hoy.

1 comentario:

Caro Sánchez Iturbe dijo...

... encima escrbe muy bien. En otro momento hubiese suplicado una virtud por persona, hoy no.
Bienvenido que sea hoy...
:)